De Acuerdo con Loret AMLO es Peligroso

0
258 visto

Carlos Loret de Mola escribió en días pasados que no entendía donde se había escondido el verdadero peje y que últimamente empezaba a resurgir y en eso, no puedo estar más que de acuerdo. AMLO es un personaje peligroso que cambia de parecer como cambia de calzones, autoritario y dictador.
México no necesita un Presidente populista de esos que regalan todo a cambio de una buena imagen, ni tampoco un dictador que cuando algo se escribe mal de él, se enoja o que no se puede hacer nada sin su consentimiento. No podemos regresar a los errores cometidos durante mucho tiempo donde los Presidentes eran reyes sin que nadie pudiera obligarlos a tomar decisiones correctas o al menos consuensadas.
Pero, al peje, parece que se le está acabando la paciencia, ya empezó a decir, que no le parece la mayor obra del país donde el país crecería totalmente, esto es con el nuevo aeropuerto, incluso llamó títere al mayor empresario del país, va a reformar la ley educativa, para que los maestros sigan de huevones y succionando a los gobiernos, va a acabar con la reforma energética, para volvernos un país mediocre, sin apertura económica en ese rubro y va a seguir regalando dinero que no es de él, con sus dádivas, dinero que es del mismo pueblo.
Bien dice el dicho: “Árbol que crece torcido jamás su tronco endereza”, así que no dude que regrese el peje, sin educación, sin consenso, es un hecho que AMLO, sigue y seguirá siendo un peligro para México, pero bien guardadito que alguien lo tiene en su closet y está a punto quitarle el disfraz.
Sea como sea, si llega a ganar, será el primer presidente con la menor aprobación de la historia, ya que menos del 12% de la población habría botado por él. Déjeme hacerle números, 80 millones son las personas que pueden votar, que cuentan con su credencial, pero de esos solamente votan el 50%, es decir, alrededor del 40 millones y de esos solamente el 28% votará por él o por su coalición, entonces esto sería alrededor del 13 millones, solamente un 12% de la totalidad de la población, ¡Vaya ironías!, el pueblo sigue sin quererlo. No dejemos que llegue otro Castro o Hugo Chávez que solamente desgraciaron a la población volviéndola super pobres y sin posibilidades de superación alguna.

Deja un comentario