CoMadreando: Hasta Suertudos los de Cinépolis

0
22 visto

que les Limitan a Competidores
Comadre, cómo esta eso de que al quererse asociar Cenemax con Cinemark, la Comisión de Competencia no los dejaron pretextando primero, que cuando se asocia un rico con un pobre, el jodido termina por ceder o vender, porque a cada rato les hacen las cuentas del gran capitán y terminan por decir mejor te vendo.
P’os es verdad comadre, porque socio, ni de Dios, porque el día que quieras imponer algo que te beneficie, pues el Todo Poderoso te gana lejos.
Y entonces en el caso de Cinépolis porque no dejan que haya muchos competidores para que se abarate el cine, que tan pronto entra esa empresa de nuestro tigre Ramírez, no le fijan tarifas, sino que él las pone y aunque según dicen eso no es el negocio, sino los antojitos que dentro de las salas de exhibición te dejan consumir, porque es su mercado; imagínate, cuánto te cuestan las palomitas que todas son importadas, pues las que comemos los pobres ya metidas al horno y puestas a la mesa para su consumo, no te salen en más de siete pesos y en los cines de Cinépolis y Cinemex, las palomitas de menor costo es de 25 y las de baso grande, hasta de sesenta pesos y no se diga lo demás que te venden.
Bueno comadre, pero bien que puedes meter algo de golosinas en tu bolsa.
Sí comadre, pero los hijos quieren de lo que está bien empacado, no de lo que llevan en servilletas y alégale al ampáyer. A poco les vas a meter aguas frescas…
No, eso sí comadre, los cines son los grandes negocios, porque además las entradas, ya no te las recogen a la semana, sino que las depositas a los cuatro meses, ya no seis como antes, pero como quiera, manejas varios meses dinero que no es tuyo y sin pagar ningún interés, que ya es poder hacer inversiones a ese plazo.
Bueno, pues qué gran negocio les dejo nuestro tigre Ramírez Miguel a sus hijos. Y aunque Paco, el hijo del otro tigre de Los Reyes, Paco Medina también, tiene buen negocio con Cinemex, aunque no esté extendido, pues los Ramírez ya pasaron de las mil salas, no solamente en nuestro país, sino en otras naciones y ya se metieron a otros negocios, pero siempre, como decía Enrique, relacionados con los cines.

Deja un comentario