El Papa en Morelia

0
195 visto

En un hecho sin precedentes e histórico, llegó el Papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio, nacido en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936, que es el Papa número 266 y actual papa de la Iglesia católica, fue elegido el 13 de marzo de 2013 en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave.
Llegó a Morelia, procedente de la ciudad de México al Aeropuerto Internacional, donde fue recibido por el Gobernador Silvano Aureoles e indígenas de la región, cuando toco el piso del aeropuerto le pusieron un sombrero de palma muy típico de nuestro Estado, para después tomar un helicóptero super puma que lo transportó a la ciudad industrial de esta ciudad, en ese trayecto pudo apreciar un retrato viviente, conformado por personas paradas de pied formando su rostro y un mensaje de bienvenida que pudo observar desde las altura.
Ahí abordó el Papa móvil que lo llevo en una ruta por la Avenida Franciso I. Madero Oriente para dar vuelta a la izquierda en el Periférico Nueva España y luego dar vuelta a la derecha en Avenida Acueducto. Todo el trayecto fue acompañado por miles y miles de visitantes y habitantes que le gritaban, cantaban y saludaban durante dicho viaje.
En el Estadio Venustiano Carranza se reunión con alrededor de 25,000 miembros de la Iglesia Católica que oraron con el en una misa, donde su Santidad donde les pidió que los religiosos no deben de convertirse en funcionarios de lo divino y a no caer en la tentación de los lujos como hay tantos padres en esta región, les pidió ser sencillos.
Al terminar la misa se subió de nuevo al Papa móvil para continuar su camino por la Avenida Acueducto, donde había ya varias filas de peregrinos a cada lado de las banquetas de dicha calle. Hubo personas que se quisieron acercarse un poco más pero la seguridad y la comitiva se los impidió, aunque si hubo algunos que alcanzaron a detener el convoy del Papa.
Al llegar a la fuente de las tarascas, el Papa tomó la calle principal de Morelia, la Avenida Madero, donde a un paso más tranquilo recorrió ese tramo hasta llegar a la calle Serapio Rendón donde dio vuelta a la derecha para bajarse en la casa del Cardenal Alberto Suárez Inda, donde comió y descansó unos minutos. La calle se encontraba totalmente cerrada y resguardada por el Estado mayor Presidencial.
El menú oficialmente consistió en arroz, acompañado con pollo o filete de pescado, fruta, dulces y un mate, una bebida argentina, país de donde es originario es el papa Francisco. Sin embargo, en la comida estaba disponible antojitos michoacanos por si quería probar, como son Corundas, Huchepos, entre otros, lo que si fue seguro es que el postre fue Ate moreliano, Chongos Zamoranos, suspiros de aguacate y nieve de pasta, con agua de zarzamora y de zapote. Ahí tomó una siesta de 30 minutos para poder continuar.
A eso de las 14:30, en la zona de la Catedral ya se observa la presencia del Gobernador Silvano Aureoles. así como del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quienes acompañarán al presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar. Saludo a 14 rectores de universidades y miembros de otras religiones. La Catedral de estilo Barroco, tiene 66 metros de altura.
Al filo de las 3 de la tarde regresó a la Avenida Madero para continuar su trayecto a la Catedral de Morelia donde lo esperaban más de 600 niños, el coro de Morelia y personalidades del Ayuntamiento donde le entregaron la llave de la ciudad, una pieza de barro elaborara en la comunidad de Capula, la vajilla en la que comió fue hecha también en esta tenencia.
Pidió a todos rezar para pedir por todos, incluyendo a aquellos que no nos quieren y nuestros enemigos. Puso una ofrenda ante el beato José Sánchez del Río. Después convivió con los niños que se encontraban en la catedral.
Hasta el cierre de esta edición había menos de 10 personas lesionadas, casi saldo blando, en el centro faltaba agua para las personas que esperaban al Papa.

Deja un comentario