La Universidad va Directito a la Quiebra

0
57 visto

Mientras pasan los días y se siguen quejando de lo mal hecho por la y las administraciones pasadas, la universidad parece que no quiere salir de su camino inminente hacia al quiebra. Entendemos que las administraciones pasadas le hecho un daño gigantesco a las finanzas de la máxima casa de estudios de nuestro estado, pero eso, no es pretexto para mejorar la situación de la michoacana.
Rectores malísimos como Silvia Figueroa, Salvador Jara y Medardo Serna, que no hicieron nada más que literalmente chingarse la lana, asignar puestos a diestra y siniestra, y rogar cada fin de año para que les ayuden a terminar con los compromisos que ellos mismo generaron, «dejando al hay se va”, todo. Aunque la universidad lleva años sufriendo de este mal, estos rectores nunca hicieron nada al respecto, ni planes de austeridad, ni negociaciones con los sindicatos, ni recortes a gastos, ni reformas y ni mucho menos bajarse el salarios de ellos o los suyos, lo único que hicieron durante sus mandatos es estirar la mano para pedir dinero, juntas y viajes a la ciudad de México con gastos excesivos de viáticos para que los ayudaran al final de cada periodo anual.
Se le pidió a la universidad y sobretodo al último rector que deberián de reformar su sistema de pensionados y jubilados, pero además se le aclaro que si no cumplían con esto, no les iban ayudar esta vez.
Claro que también con la austeridad franciscana del nuevo gobierno, es obvio que ya no habrá cantidad suficiente, por eso la advertencia, pero también las nuevas universidades morenistas que desea nuestro preparado pejedente hará que se les quite presupuesto a la educación superior de este momento.
El nuevo Subsecretario de Educación Superior Luciano Concheiro Bórques, les acaba de advertir muy claramente que no habrá rescate este año y como dice el refrán: «Bajo advertencia no hay engaño». Entonces queda claro que la pelota está del lado de la universidad nicolaíta, pero lo más impresionante es que esta nueva administración no ha hecho nada al respecto, ni siquiera tienen idea de que hacer y mucho menos han escrito una simple página de la nueva reforma, entonces no entiendo como se quejan, exigen y piden ayuda, si ellos mismos no hace nada para mejorar.
Esto de esperar a que la Virgen se aparezca no es viable para los miles de estudiantes y cientos de empleados y profesores, ya que sin hacer nada no que otra más que se declare la quiebra y todo mundo se quede sin trabajo.

Deja un comentario