México, en pleno cambio generacional

0
175 visto


Hirving Lozano o Uriel Antuna han de hacerse con los mandos de la Tri, de cara a la Copa del Mundo 2022 en la que México espera estar fuerte e intentar de nuevo alcanzar los cuartos de final.
La llegada de Gerardo Martino al banco de la selección mexicana iba encaminada hacia un cambio. Nuevas generaciones de futbolistas llaman a la puerta de la Tri, que de cara a la Copa del Mundo 2022 debe de empezar a darle oportunidades a este tipo de jugadores que tan importantes se supone que serán en el futuro.
Después de recuperar su trono en la Copa de Oro de la CONCACAF 2019 el pasado verano, la Liga de las Naciones le está sirviendo para demostrar que sigue siendo uno de los conjuntos más sólidos de este sector de la FIFA, lo que sin duda le deja un camino relativamente sencillo hacia Qatar 2022.
Junto con Estados Unidos y quizás Jamaica o Canadá, estas dos en un escalón algo inferior, México es la referente del fútbol en Centroamérica y Norteamérica, pero no debe quedarse estancada ahí, ya que sus objetivos son mucho más ambiciosos, sobre todo de cara a un Mundial en el que espera como mínimo volver a estar en octavos de final.
Como ya se pudo ver en la Copa de Oro, el Tata Martino está sabiendo combinar a algunos experimentados jugadores con mucho nombre en la Tri, con otros de estas nuevas generaciones que pretenden coger el timón de la selección.

Mejor la Nations League que los amistosos

En este apartado se puede destacar a un Carlos Uriel Antuna que ya brilló con luz propia en verano por ser un gran marcador, gracias a un olfato goleador que siempre le acompaña con la selección, De hecho, esos números anotadores le han permitido que le comparen con toda una leyenda como Javier ‘Chicharito’ Hernández. También es muy destacable lo que Hirving Lozano puede aportar con su capacidad ofensiva, sobre todo en el desborde por banda, precisamente esos aspectos del juego que le han llevado a triunfar en Europa.
La buena noticia es que para mantener el ritmo competitivo e ir introduciendo a los menos experimentados en la dinámica adecuada con México, la Nations League le ha venido muy bien a Gerardo Martino. El seleccionador ha podido probar, mientras disputaba encuentros oficiales, tácticas y jugadores en muchas posiciones para ir formando ese equipo que competirá con otros como Alemania, Francia, Holanda o Brasil, que son los que parten con mejores apuestas deportivas de cara a Qatar 2022.
Como no podía ser de otra manera, para esta cita la meta final de la Tri ha de ser la de superar como mínimo la fase de grupos, algo que ha conseguido en las últimas siete ediciones. Aunque luego de eso lo que se sueña es con igualar aquellos cuartos de final alcanzados en 1970 y 1986, lo más lejos a lo que ha llegado esta selección en una Copa del Mundo.
En definitiva, México está viviendo un momento de transición en la selección, pero no preocupan estos cambios después de una generación que lo dio todo. Los jóvenes prometen llevar igual de lejos a la Tri, sobre todo en los Mundiales, que es donde de verdad se demuestra el fútbol que lleva dentro un equipo nacional.

Deja un comentario