Señor Rector Deje de Lloriquear

0
23 visto
Medardo-Serna

Así como dice el título, señor rector deje de lloriquear y póngase a trabajar, no porque ya se va y deja su puesto, por que termina su periodo, debe de dejar a los nicolaítas colgados. Dar patadas de ahogado, es sufrir, es dejar de adquirir oxígeno. Y es que con tanta marcha, con tanta junta, con tanto cabildeo, no va dejar una buena impresión, usted debe de presentar un plan de trabajo totalmente austero, un plan de ahorro, un plan de reingeniería, un plan de economías que le ayuden a la universidad, algo profesional, como cualquier empresa o empresario hace, ya que ellos cuando ven problemas financieros, no van al banco a hacer marchas o llorarle a otros para que los ayuden.
¡Que Chingón me salió!, póngale algo de usted y no juegue con el dinero de otros, ¡solucioné!
Eso de ir a pedir, eso de mostrarse desesperado, de estar urgido, no da una buena impresión, da pena ajena, esa no es su labor, todo esto que está haciendo, lo debió haber hecho hace dos años no cuando ya se va y deja todos los problemas del mundo.
Como ya escribí, ¡Deben quebrar financieramente la Universidad!, no hay otra salida, cada año es lo mismo. Cada año se necesita más, cada año lo sindicatos piden más, cada año la universidad sin responsabilidad acepta a nuevos alumnos sin capacidad de atenderlos, cada año quieren robar más, esto es un cuento de nunca acabar. La universidad necesita un botón de “reset”, ya ven como cuando la computadora no está haciendo las cosas bien, la apagas y la vuelves a prender.
Pero además, señor rector, ya se va y deja un problema gigantesco, deja a la universidad sin ruta en la oscuridad y haciendo esas declaraciones irresponsables, mandando esas cartitas, creando marchas, chismes y rumores, cosa que no ayuda, parece usted niño chiquito, no parece un persona madura y profesional, un Rector, en pocas palabras. Usted no tiene la culpa de todas las decenas de años que el presupuesto de universidad se deterioro, pero usted cuando quizo ser rector ya tenía conocimiento de dicho problema y aún quizo entrarle al ruedo, por eso usted debería haber hecho al menos el intento de solucionarlo.
¡Ahh!, otra cosa, no mande achichincles a hacer su trabajo, no ponga a su personal a luchar sus luchas, hágalo usted mismo, por algo es usted la cara de la máxima casa de estudios del estado.

Deja un comentario