¿Coalla en el Estado?

0
63 visto
Florentino-Coalla

Leí esa nota hace algunos días y me dio risa, pero me puso a pensar ¿porque?. Pues al parecer el señor gobernador le debe mucho más de lo que nos imaginábamos al ratero de Alfredo Castillo, ya que la cabeza visible del grupo de los castillistas, es el famosos Florentino Coalla y por lo tanto el “virrey fresa” necesita seguir coleccionando dinero y ahora que ya terminó el mandato de su amigo Peña Nieto, no va a tener trabajo en algín otro lado, pero además necesita conseguir dinero para contratar a abogados que lo defiendan por tanto desmadre que hizo en la entidad, actos de corrupción, actos de impunidad, entre otros.
Ya hay un grupo de abogados trabajando en la forma en la cual van a demandar al exvirrey por varios temas, entonces, nos queda que el gober pueda darle un puestesito clave al exdelgado de la SCT, para que tome un prestamito y ayude a su jefe.
A nuestro parecer, el gober ya pago de lleno cualquier favor que Castillo le haya ofrecido o dado para llegar como gobernador. Por lo tanto si esto sucede nos daremos cuenta del lazo que tiene Silvano Aureoles con Alfredo Castillo es mucho más grande de lo que nos imaginamos y es ahí de donde pueden surgir varias respuestas a lo sucedido en aquellos años de incertidumbre política que vivió nuestro estado con la desiganación del exvirrey, la salida forzada de Fausto Vallejo, la entrada del poco inteligente Jara, la tracción de los priístas a los Orihuela y sobre todo el pago a Silvano con la Gobernatura.
El ex delegado que recibía cientos de millones de pesos en Mordidas y en efectivo y que tenía la gracia de contarlos para que no se lo fueran a chingar, ahora quiere seguir mamando de las arcas públicas y anda tratando de protegerse con otro de los castillistas como el Procurador Godoy, al querer llegar a la Secretaria de Seguridad Publica.
Todo dependerá del Gobernador y de los movimientos que haga, pero al hacerlos nos daremos cuenta de como estuvieron las negociaciones para que el llegara a la gubernatura.

Deja un comentario