Invita SSM a la Población no Consumir Quesos si no Están Pasteurizados

0
20 visto

La Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) invita a la población a consumir quesos frescos que hayan sido elaborados con leche pasteurizada o hervida, ya que de lo contrario pueden contener microorganismos causantes de enfermedades gastrointestinales tales como brucella o salmonella.
Es por ello, que la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios en la entidad (COEPRIS), exhorta a los ciudadanos a tener precaución, puesto que algunos quesos frescos, principalmente los que se venden en la vía pública, sin etiquetas y sin refrigeración, pueden haber sido elaborados con leche no pasteurizada.
De acuerdo con Luis Jaime Bernés Barreda, jefe del Departamento de Evidencia y Manejo de Riesgos de la COEPRIS, al elaborar queso con leche pasteurizada se evitan riesgos a la salud: “de ahí la necesidad de que la población al comprar algún queso, se asegure que éste haya sido fabricado con leche pasteurizada y ello puede revisarse en la etiqueta del producto”.
La elaboración de quesos con leche no pasteurizada puede contener bacterias causantes de enfermedades como la salmonella, que provoca severas infecciones gastrointestinales; el staphylococcus aureus que produce náuseas, vómito y dolor abdominal; listeria monocytogenes que puede provocar abortos y la brucella que causa fiebre, dolor en articulaciones y debilidad.
El riesgo aumenta si los quesos no son refrigerados, porque la temperatura ambiente favorece la reproducción de estas bacterias.
Por lo anterior, la Secretaría de Salud recomienda a la población comprar quesos frescos que estén en refrigeración.
Asimismo, se recomienda adquirir quesos etiquetados, ya que así se sabrá quién es el responsable de la fabricación y se tendrá la seguridad de que el producto no ha estado expuesto al medio ambiente.
“Lo principal es asegurarse de que en la envoltura del queso aparezca la leyenda: elaborado con leche pasteurizada”, señaló Bernés Barreda, quien explicó la necesidad de no consumir ni adquirir productos cuya fecha de caducidad ya expiró.
Si el queso es comprado a granel se debe exigir que el vendedor muestre al cliente la envoltura con la etiqueta del producto y observe que cumpla con los aspectos arriba mencionados.
Es importante que la persona que despache al cliente tenga apariencia limpia, use guantes desechables y cubre-bocas a la hora de atender.
Para ello también se imparten cursos a productores y fabricantes de queso artesanal, todos relacionados con la importancia de la pasteurización y las buenas prácticas que deben tener a la hora de la elaboración de estos productos para evitar la transmisión de enfermedades gastrointestinales.
A la par se distribuyen carteles y trípticos relacionados con la importancia de la pasteurización y otros más relacionados con el etiquetado y refrigerado adecuado de los quesos frescos.

Deja un comentario