Juegos de Poder

0
0 visto

Juegos de Poder

Andrés Manuel López Obrador, AMLO, se opuso a investigar la denuncia por enriquecimiento ilícito contra Elba Esther Gordillo, por el pacto secreto Elba Esther- AMLO. El dirigente de Morena trata de deslindarse de la ex dirigente presa, la califica como parte de la mafia en el poder.

Pero AMLO tiene lazos ocultos y profundos con Gordillo, a través de Manuel Camacho, a quien hizo senador plurinominal. Camacho es considerado el progenitor político de Elba Esther y cuando menos, AMLO, le debe ser candidato por primera ocasión y, luego, casi ser presidente con el pacto secreto Gordillo-AMLO. Un grupo opositor de maestros, presentaron denuncia contra Elba Esther Gordillo, por enriquecimiento ilícito, La Razón, David Saúl y Felipe Rodea, 04/03/2013. expediente FAE/CT2/040/05-10, y ratificada el 03/09/ 20O5, ante la Procuraduría del Gobierno del DF. Los maestros, entrevistaron con el procurador, Bernardo Bátiz, presentaron pruebas de la denuncia, mediante el registro público de la propiedad que identificaba a nombre de Elba Esther Gordillo, 11 súper residencias.

AMLO, nunca respondió a la demanda contra Elba Esther, ni la investigó. La denuncia fue archivada. AMLO, pudo cubrirse de gloria y acrecentar su capital político, actuando con su slogan, honestidad valiente, para detener y procesar a la maestra desde 2005. Pero no lo hizo. López Obrador actuó conforme a sus propios intereses, con el pacto secreto Elba Esther- AMLO, para triunfar como candidato presidencial perredista.

AMLO como Elva Esther, integran la red de poder creada por Manuel Camacho, cuando le dio golpe de estado al profesor, Jongitud Barrios. Camacho, conspiraba creando su propia red de poder con el propósito de ser el sucesor de Salinas, pero este tenía otros planes. Primero, designó a Gutiérrez Barrios, como secretario de Gobernación, para cerrarle el paso a Camacho. Luego depuso al viejo policía para postular a Colosio. Asesinado este, y sustituido por Zedillo, congeló la red camachistaelbista.

Puestos al servicio del PAN durante 12 años, probaron ser los más fieles aliados del panismo, los obradoristas-elbistas- camachistas. Pese a ello, no lograron ni remotamente consolidarse. Al desplomarse el PAN, lanzaron la consigna de ocultar el pacto secreto. Consignada la red Elba Esther en un reclusorio, por lavado de dinero y delincuencia organizada, se cerró una fuente importante de recursos, para fondear operaciones políticas. Ahora van sobre los recursos de la UACM, con porros para deponer a la rectora, Doctora, Esther Orozco, una científica e imponer a un teólogo de la liberación de origen argentino-mexicano.

La integración de AMLO a la red camachista, es conocida como operación “fiebre de oro”. Camacho, siendo regente de Salinas, invirtió 9 mil millones de viejos pesos, para resolver la toma de pozos de Pemex y el plantón de trabajadores de limpia pública en la Capital, organizada por López Obrador. La fiebre de oro fue producto de la gigantesca movilización para cobrar en la casa del dirigente perredista, su participación.

Enriquecida y dotada de poder por Camacho durante el salinismo, Elba Esther, empezó a sudar frio con el presidente Zedillo. Fue a Nigeria a una ceremonia donde la invistieron con una piel de león en guerrera y logró sobrevivir para financiar al grupo San Ángel. El resultado fue una formula futurista, López Obrador fue nominado a Jefe de Gobierno y Marcelo Ebrard fue colocado como sucesor.

La “maestra” se convirtió en socia y artífice de los gobiernos panistas de Vicente Fox-Marta Sahagún y Felipe Calderón Hinojosa. En tanto que Gordillo, impulsó a Camacho como “cerebro” de Los Pinos con Vicente Fox, en remplazo de Chema Córdoba, implacable enemigo de Manuel. En la docena azul, la fortuna le sonrió a Elba, con Marta Sahagún y los depredadores, Bibriesca. Margarita Zavala, lejos de desmontar la estructura de negocios en PEMEX y CFE de Martha, la amplió y compartió, tanto con su familia los Gómez del Campo, como con la “maestra de Los Pinos”.

La posición de Camacho como asesor de Fox, permitió recibir en Los Pinos a AMLO para negociar: 1) AMLO no fuera desaforado; 2) ser candidato presidencial y 3) que su sucesor fuera Marcelo Ebrard. Este había redactado años atrás los estatutos del SNTE, para afianzar el poder y permanencia de Elba Esther.

La segunda campaña presidencial de AMLO, encontró nuevos socios, empresariales. Alfonso Romo de Monterrey, pasó a ser el coordinador, mientras, Ricardo Monreal, gesticulaba. El viraje amoroso como estrategia de Obrador, es consecuente con la posición de Romo como representante en el Banco Mundial, BM.

La campaña amorosa del “izquierdista López Obrador, resultó ser una campaña patrocinada por el Banco Mundial. Como todo mundo sabe, el BM es una benemérita institución; su política se ocupa y actúa en defensa de los pobres.

La elección del candidato presidencial del PAN, resultó un revés más para Calderón, al no poder imponer a Mr. Bean. Desencantado, quería hacer a un lado a Josefina para sumar el PAN a López Obrador, para impedir el triunfo del PRI y de Peña Nieto.

López Obrador, no entendió la jugada y respondió con un cambio de estrategia, se radicalizó y perdió la cabeza.

El retorno efímero de Elba Esther al PRI, en venganza contra Madrazo y Chuayfett, fue de lujo. Había regresado y entrado por la puerta grande a la campaña de Peña Nieto del brazo del profesor Humberto Moreira, presidente del PRI. Moreira, para resarcir agravios, le ofreció un festín, senadurías, diputaciones federales y locales.

En tanto, trascurría la elección para gobernador del estado de Michoacán. Elba Esther puso al servicio de la sagrada familia de Los Pinos, su partido Panal, para el triunfo de la “Cocoa”, que se había impuesto como candidata para demostrar que calderón no solo manejaba el país, también su tierra. Se suponía que la victoria de la “Cocoa”, representaría un símbolo de la recuperación de las posibilidades del PAN y revertir el triunfo del PRI e impedir el de AMLO.

El triunfo del priista Fausto Vallejo, derrumbó el mito de la infalibilidad electoral de la maestra y de sus operadores del Panal. Sus acciones, desvalorizadas, aparecieron en el suelo. Se inició el derrumbe acelerado del imperio de la maestra. A su vez, elevó la moral priista de triunfo, mientras los panistas se retiraban del campo de batalla en desorden y las huestes pejistas se desbandaban, ante la segunda derrota pasando a sumarse a las filas del PRI.

El colmillo retorcido de Elba Esther, le mostró el cambio de viento. Fue a entrevistarse con el candidato del PRI y le ofreció su renuncia. No le fue aceptada.

La necesitamos, le dijo EPN (para ganar tiempo). Cerrado el periodo de las alianzas, el donativo de Moreira, fue retirado y la alianza PRI-PANAL, se canceló. Se había acabado el tiempo de hacer efectivo el pacto secreto AMLO-Gordillo. La maestra se desesperó y le ganó la soberbia. Rompió el conjuro del león de Nigeria. Aseguró no ser gata de nadie.

Fracasó el Pacto Secreto Gordillo-AMLO, por titubeos de último minuto, tanto de Calderón como de Camacho. Lejos de unir fuerzas y hacer a un lado intereses, prevaleció el cálculo, la mezquindad y pequeñez política. Cuando no existen ideales, ni miras elevadas, la ambición de poder como motivación política, conduce al desastre.

Deja un comentario