Por si no se Enteró, le Demostraron lo Ladrón que es

0
171 visto

Así son la mayoría de los políticos que cuando andan en campaña, tú y yo somos sus mejores amigos, somos sus compadres y hasta sus hermanos, pero una vez una vez que ganan y se apoderan de la silla que representan, te vuelves leproso, te vuelves un personaje que no eres digno de ni siquiera saludarlo, lo que no entienden es que su tiempo es limitado y tarde o temprano se les va a acabar su reinado, su poder.
He visto no decenas, sino cientos de presidentes municipales que te piden cooperación para su campaña, que te piden ayuda, pero cuando ya son representantes de los municipios o distritos, te odian, te evaden y hasta se burlan de ti, porque según ellos, solamente con su esfuerzo y dinero ganaron las elecciones. Una vez que que toman posesión, les empiezan a crecer las uñas y ven la posibilidad de salir con un guardadito para su futuro y empiezan a acumular, los que roban más son aquellos que tienen más presupuesto, porque su distrito o municipio es más grande o más poblado.
Pero aquel, que no tiene principios, educación, ética y moral, le vale madre y empieza a agarrar a manos llenas, hasta llegar a no tener vergüenza, no tener dignidad y carecer de escrúpulos, lo peor de todo, es que ellos mismos se creen que nadie los está observando, que nadie les va a encontrar sus muertitos en el closet, que nadie va a saber lo que tomaron. Pero para eso, están las leyes, los auditores y los mismos políticos, que se dan cuenta de la cantidad de dinero robado.
A todos, pero les digo a todos, siempre les encuentran algo, pero algunos que tienen estructura, que han hecho trabajo, la misma burocracia los ayuda, bien decían, que Martínez Villicaña era un gran político porque robaba para todos, incluyéndose el mismo, es decir, sabía robar para otros.
Así, el pasado jueves le demostraron al ex presidentito de Morelia, en el evento organizado por una televisora local y en su propia cara, la cantidad de robos que había hecho durante su administración, se lo demostró Fausto Vallejo con las obras que asignó solamente a un puñado de amigos para le tocara su diezmo, le demostró Carlos Quintana con las peticiones que hizo al Congreso para que le autorizaran endeudar al municipio y con la inseguridad de la cual no quiere entregar porque se le escapa un presupuesto asignado muy grande que ya no podría gastarse, se lo demostró Daniela de los Santos con la exageración del gasto de la obra del parque lineal.
Yo que decía que era un ladroncillo, siempre lo escribí, pero ahora me dí cuenta que es un gran ladrón que una vez que termine, ya sea el primero de septiembre de este año o dentro de 3 años más si gana, tendrá una larga cola que le pisen y ahora si que tenga la seguridad que muchos lo van a perseguir, terminando de lleno su carrera política.

Deja un comentario